Un vaso de vino antes de acostarse lo ayuda a perder peso, según nuevos estudios

En términos de calorías, el vino es una de las bebidas alcohólicas más saludables que puede consumir y puede tener el menor impacto en su cintura, si se consume con moderación. Sin embargo, si le preocupa que su amor por el vino le impida perder peso (o que afecte a su metabolismo), la ciencia está aquí para decirle que en realidad puede ser beneficioso para su cuerpo.

De acuerdo con un nuevo estudio realizado por la Escuela de Medicina de Harvard, beber vino antes de acostarse tiene el potencial de ayudarlo a perder peso.

El estudio se centró explícitamente en el resveratrol, el cual se encuentra en la mayoría de los vinos del mercado. El resveratrol es conocido por combatir las células de grasa de su cuerpo al tiempo que minimiza su apetito.

La investigación en cuestión se llevó a cabo durante los últimos 13 años y encontró que las mujeres que beben dos copas de vino al día, tienen un 70% más de probabilidades de experimentar pérdida de peso que las que no consumieron vino.

El vino siempre ha tenido la reputación de ser una de las opciones alcohólicas más saludables (especialmente el vino tinto), en comparación con la cerveza, la sidra y los destilados (whisky, ron, vodka, etc.)

El consumo moderado de vino puede tener su espacio en un estilo de vida equilibrado. El vino está lleno de antioxidantes que minimizan el riesgo de enfermedades cardíacas y posibles cánceres.

Artículo de Jonah Waterhouse

Tomado de https://www.elle.com.au/

Síguenos en nuestras redes sociales