Tinto, Blanco y Rosado, las diferencias del vino

 

Artículo tomado de: http://blog.casapellas.com/

Muchas veces nos pasa que a la hora de elegir un vino no sabemos identificar cuál es la diferencia entre los vinos tinto, blanco y rosado, nos dejamos llevar por la imagen y por las experiencias de amigos que constantemente consumen cierto vino. Pero en ocasiones consumimos vinos que no son acorde a nuestro paladar, por eso te mostramos la diferencia de sabor y proceso de producción de estos tres tipos de vinos.

El vino tinto es uno de los más populares, su proceso de producción varía desde el mosto (jugo exprimido de la uva) que es tinto (de color rojizo hasta purpura), su fermentación está en contacto con los elementos sólidos de las pepitas, hollejos (piel). Una de las diferencias de este vino, es que suele fermentarse a una temperatura de 25ºC, debido a que se le extrae el máximo color posible a la uva. Las fases de producción de este vino es el despalillado de la uva (acción que consiste en separar el racimo de los granos de la uva), fermentación alcohólica y maloláctica (proceso donde permite determinar el aroma y evolución del bouquet).

El proceso que conlleva realizar el vino blanco es casi similar del vino tinto, la diferencia es desde la uva- es color blanca- se separa la piel y se fermenta únicamente el mosto. La temperatura de fermentación varía entre los 13ºC a 15ºC. Su cuerpo o volumen va depender de la barrica de roble, esta le permite tener sedosidad, aroma y sensaciones que le proporciona la madera.

El vino rosado se elaboran con distintos tintos, debido a que durante el proceso de maceración del jugo se mantiene mayor contacto con la piel y se deja mayor tiempo, para que la tonalidad se convierta en rosado. Estas uvas se cosechan con un grado de madurez menor, comparadas con las del vino tinto.

La diferencia de sabor es muy considerable en los tres vinos, aunque depende de la cepa (tipo de uva) y el envejecimiento que le brinde el enólogo (creador del vino). Se determinan que los vinos blancos tienen mayor acidez y con una textura más sólida y su deleite en el paladar es uno de los más exquisitos en el mundo, donde se puede apreciar esencias cítricas o frutales. Los tintos en cambio se caracterizan por tener gran cuerpo y carácter que se lo brinda el añejamiento que obtiene en la barrica. Esto le permite a uno apreciar los diferentes tipos de aromas como madera, chocolate, cerezas, especies, entre otros perfiles de sabor que le brindan su característica especial de cada vino.

Los vinos rosados tienen un buen nivel de acidez y son muy frutal y fresco por naturaleza. Por lo general posee aromas sumamente atractivos como algún cítrico o frutas rojas. Se recomienda acompañar este vino con trozitos de queso o ensaladas de frutas en tiempo de verano

No basta decir que cada paladar es un mundo, la elección depende de usted, por ende, le invitamos a cotizar la diversidad de vinos de nuestra línea de negocios Distribuidora Casa Pellas, que los acompañará a deleitar estos tres vinos a lado de sus seres más queridos.