Portillo Malbec 2018

Para los argentinos, abril es el mes del malbec. Es más, hasta tienen un día especial para honrarlo: el 17.

Celebran la llegada a tierras mendocinas de una cepa de nombre cot, utilizado en la región de Cahors. Esta cepa, que llamaron malbec, fue conocida por años como la “cepa francesa” y fue una novedad a mediados del siglo XIX, cuando la inicial viticultura estaba dominada por familias de origen italiano.

Fue llevada desde Chile por encargo del presidente Domingo Faustino Sarmiento y por ello tomaron esta fecha para desarrollar una campaña mundial a favor del vino malbec que es casi sinónimo de vino tinto en Argentina.

Ahora bien, ¿todo el malbec argentino es igual? Obviamente no. Influyen condiciones de suelo y clima que varían dependiendo de la altitud y la tierra donde se cultiva, con resultados diversos. Al sur de Mendoza, pegado a la cordillera, a más de mil metros de altitud, está el Valle de Uco, donde Bodegas Salentein fue una de las pioneras.

Una de sus marcas, Portillo, cambió de imagen y entre sus novedades está el Portillo Malbec 2018, una excelente muestra que marca una diferencia con el malbec bebido hasta ahora.

Vino moderno, bien hecho, joven, de color rojo con tonos violetas, notas balsámicas en boca, buena acidez, taninos dulces y una frescura que, por momentos, me recuerdan los vinos de maceración carbónica.

Está listo para beber ya y brindar por lo que sea. Además, le quita la monotonía a lo que bebemos regularmente. Yo lo bebería siempre, sin necesidad de que sea solo en el mes del malbec.

Portillo Malbec 2018. Origen: Argentina. Zona: Mendoza, Valle de Uco. Precio: medio. Distribuye: Casa Oliveira. Telf.: (0212) 239.82.42

Artículo de Miro Popic

Síguenos en nuestras redes sociales