¿Por qué vale la pena saber quién importó tu vino?

¿Quieres probar un vino desconocido, con la seguridad de que obtendrás una botella de calidad? Verifica en la etiqueta posterior el nombre del importador.

Cuando compras vino en una tienda minorista, si no lo conoces, te recomiendo da la vuelta a la botella y comprueba el nombre del importador en la etiqueta posterior. Ese nombre puede escribirse pequeño o grande. De cualquier manera, puede ser un indicador útil del carácter, la calidad e incluso el estilo del vino.

En tiempos donde prospera el puerta a puerta, no son pocas las opciones que se encuentran por la calle, incluso marcas conocidas pueden haber sido traídas por los caminos verdes. El problema de lo anterior es que si la botella te sale mala ¿Quién responde?.

Ese vino pago impuestos? es legal?. El que lo trajo garantizo las condiciones para preservar la optima calidad del vino?, por ejemplo, evito que el producto sufriera importantes variaciones de temperatura? se expuso a la luz?

Para el máximo disfrute de los vinos recomendamos siempre apostar a lo seguro, ya que hoy en día no es poco el sacrificio que se hace para disfrutar del placer de tomar vino.

Dile no a la piratería, informándote quién es el que importó tu vino!

Sí tienes dudas sobre su procedencia pregúntanos por nuestras redes sociales.

Síguenos en nuestras redes sociales