3 armonías de vinos y tortilla española

La tortilla de papas o patatas es una de las grandes creaciones de la gastronomía español, perfecta como tapa, entrada o cena ligera, que se puede disfrutar fría o caliente, por eso hemos identificado tres elementos de su paleta de sabores y con base en ellos te proponemos tres armonías.

Elemento graso: cava.

El aceite de oliva en una tortilla bien hecha se siente y esa grasa que además tiene un sabor tan particular necesita que el vino que se seleccione pueda limpiarla para disfrutar bocado tras bocado y las burbujas clásicas españolas son perfectas. El carácter seco y refrescante del cava es compañía perfecta para una picada deliciosa.

Elemento dulce: malbec.

Aunque no está entre las primeras impresiones que nos deja un bocado de tortilla, la adición de pimiento rojo en polvo y, sobre todo, de la cebolla cocinada, deja unos matices dulzones que forman parte de lo distintivo del plato. Un malbec con breve paso por madera puede parecer una apuesta arriesgada pero basta probar la combinación para ver que es de esas armonías exóticas que una vez descubiertas se quieren repetir.

Elemento ácido: pinot noir. 

Tanto el propio aceite de oliva como las hierbas con las que se suele sazonar aportan una leve sensación ácida que pide un vino con una acidez como la que sólo la variedad pinot puede dar. Se trata de una clásica armonía por afinidad en la que la acidez acompaña también el cuerpo ligero del plato con los huevos y las papas. Una propuesta para paladares sofisticados.

Maridajes de vino y tortilla española

Artículo de Jesús Nieves Montero

Síguenos en nuestras redes sociales