Los vinos ayudan a la salud intestinal tras una comida

Hola a todos, que gusto me da escribir esta columna todas las semanas y como siempre con un tema nuevo y que siento que será de mucha utilidad: los vinos y la digestión.

¿Alguna vez pensaron que los vinos podrían ayudar a la digestión?

Al hablar de digestivos la gente automáticamente se remite a esos licores digestivos como amaretto o frangelico, o un sambuca, algún anís campechano (seco y dulce) y nadie piensa que vino tinto, para cerrar la cena o comida, es un buen aliado para que la digestión sea de lo más placentera.

Vamos por partes. Muchas veces ingerimos alimentos de más y eso nos causa unos incómodos malestares estomacales y por supuesto me incluyo en la lista, ya que esto de estar degustando vinos con comidas del diario, llega el momento de unos desajustes estomacales. Lo bueno es que poca gente sabe de algunos productos naturales que favorecen el proceso. El aparato digestivo está integrado por una serie de funciones sincronizadas, para cumplir el objetivo, los órganos como la boca, esófago estomago e intestino cumplen su función y las glándulas deben de trabajar en equipo.

El vino tinto, con esa aspereza que tiene más conocida por los taninos, hace que el organismo genere suficiente cantidad de saliva para que los alimentos ingresen a la boca debidamente humedecidos; ayuda a limpiar la boca y despeja las papilas gustativas para sentir mejor los sabores, al mismo tiempo que apoya a segregar las sustancias químicas para digerir mejor.

En un estudio que hizo la Universidad Autónoma de Madrid, se demuestra que las bacterias en el vino son muy propensas a adherirse a las paredes del intestino proporcionando efectos muy benéficos, como la exclusión de patógenos o de bacterias malas que se alojan allí.

Y en otra parte de este interesante estudio, algunas de las propiedades de las bacterias de ácido láctico aisladas del vino son similares a los probióticos de los lácteos, su consumo mantiene una comunidad saludable de bacterias intestinales.

El vino, además, sirve para mejorar la presión sanguínea y tener una buena disposición cardiaca, un corazón saludable.

 

Escrito por: José Carlos Palacios Sommelier

Fuente: http://www.yucatan.com.mx