Le Cité Du Vin: La ciudad del vino

 

Artículo tomado de: www.clubamantesdelvino.com

 

Le Cité Du Vin, no es una sorpresa que Francia sea considerada la capital mundial del vino, sobre todo en la ciudad de Burdeos, donde se encuentra un verdadero paraíso para aquellos que se consideran amantes del buen vino. La calidad y la cantidad de botellas producidas al año convierten a este lugar en la ciudad del vino. En este sentido, fue creado un museo dedicado a esta maravillosa bebida, que fuese inaugurado el pasado mes de junio y que lleva por nombre La cité du vin.

La cité du vin: una cita amorosa con el vino
La cité du vin es la llamada ciudad del vino, un museo que posee una extensión de 3.000 metros cuadrados, en el que los amantes del buen vino tendrán la posibilidad de conocer de cerca todos los aspectos relacionados con esta bebida, haciendo un recorrido por su historia y empapándolos de las técnicas ideales para degustarlo de la mejor manera. Se trata de una verdadera utopía para los profesionales y fanáticos del vino, donde podrán disfrutar de todas las bondades de esta bebida.

La cité du vin en su primera etapa cuenta con al menos 20 salas con temáticas diversas e interesantes, que se distribuyen en un edificio de 10 pisos. La obra estuvo a cargo de los arquitectos Anouk Legendre y Nicolás Desmaiziere, quienes además diseñaron un auditorio y un gran bar. Entre los principales atractivos de esta ciudad del vino, destaca el “Belvedere”, un espacioso salón que se encuentra en el octavo piso, en el cual los comensales podrán disfrutar de una excelente copa de vino y la vista espectacular de la bella ciudad de Burdeos.

Una espectacular obra de la arquitectura
Los propietarios de esta impresionante obra de la arquitectura francesa, esperan recibir en el museo un promedio de 450.000 visitantes durante todo el año, quienes deberán pagar una mínima cantidad de 20 euros para poder disfrutar todos los beneficios de este lugar. La cité du vin estará a cargo de la organización de catas, paseos del vino con guías especializados, talleres y conferencias sobre esta bebida, así como tours por las zonas aledañas a los viñedos locales.

Como podemos ver, se trata de toda una experiencia para enamorarse aún más del vino, en un parque temático cargado de lujos y de una oferta bastante amplia acerca del mundo enológico, que hará un repaso por los más importantes frutos, caldos y plantas que se requieren para preparar esta bebida.

FUENTE: www.cocinayvino.com