Las copas de vino son más grandes que antes

El vino es una bebida con infinitos enamorados, una buena copa no deja indiferente a nadie. Servirlo es motivo de felicidad, sobre todo en la actualidad, cuando esos recipientes de vidrio son mucho más grandes que en tiempos antiguos.

“Sírvame un poco más, por favor”

Una investigación de la universidad británica de Cambridge determinó que las tradicionales copas para disfrutar del fermentado de uvas han ido creciendo con los años. En los últimos tres siglos la diferencia es notable.

Los científicos estudiaron 411 vasijas que datan desde el año 1700 y hasta la actualidad. Las que pertenecían al siglo XVIII tenían una capacidad promedio de 66 mililitros.

En el siglo XX la cifra más común era de 230 mililitros y para el año 2000 se duplicó a 416 mililitros en promedio. Los expertos llegaron a la conclusión de que la capacidad actual ronda por los 449 mililitros.

“Los aumentos en el tamaño de la copa de vino con el tiempo pueden reflejar cambios en varios factores, como el precio, la tecnología, la riqueza social y la apreciación del vino”, se destaca en el documento que arrojó el análisis.

Mucho vino en los últimos años

La curva de crecimiento más notable fue en los últimos 25 años. Al respecto, la doctora Zorana Zurpan, una de las investigadoras, comentó: “Desde la década a partir de 1990, el tamaño ha crecido rápidamente. Si esto condujo a un mayor consumo de vino en Inglaterra, no podemos decirlo con certeza. Pero una copa de vino hace 300 años solo habría tenido cerca de la mitad de la pequeña medida de hoy, que en el Reino Unido es de 125 mililitros”.

De acuerdo al análisis, la variación en la capacidad ha sido proporcional al consumo mundial de la bebida. Esto representa una preocupación para el equipo que manifestó: “Las copas de vino más grandes pueden intensificar el placer de consumir vino, lo que a su vez incide en el deseo de beber más”.

Aunque los científicos se preocupen por una ingesta moderada y consciente, los amantes de una buena copa celebran este hallazgo. Se sentirán afortunados de haber nacido en tiempos más propicios para probar sus exquisitos sabores.

Fuente: www.cocinayvino.com