Cambios sociales que inciden en el consumo de vino

Artículo tomado de: www.cocinayvino.com

 

El pasado mes de abril tuvo lugar en España la conferencia del Ciclo de las Bodegas Williams & Humbert. Su ponente, Manuel Pimentel, ingeniero agrónomo, máster en Gestión Medioambiental y ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, analizó los nuevos paradigmas del consumo de vino. Habló de los cambios sociales que ocurren actualmente y de los retos que estos plantean a las bodegas, los viticultores y los consejos reguladores. A pesar de que la conferencia estuvo enfocada en el fenómeno en España, se pueden tomar estas consideraciones como válidas a escala global.

Cambios sociales en el consumo de vino

Una sociedad urbana que consumirá naturaleza e idealizará lo natural

Ningún producto simboliza lo natural como el vino. Las denominaciones de origen saldrán favorecidas con esta tendencia. La nueva sociedad se interesa por conocer el origen, la tierra que parió el vino que va a consumir.

Una sociedad obsesionada por la salud, lo saludable, la calidad de vida

El vino, a diferencia de otras bebidas alcohólicas, ha demostrado científicamente sus aportes a la salud. Lo cual suma un punto más a favor de la industria.

Una sociedad que valora el ocio y lo prioriza

Los millennials quieren una vida equilibrada. Trabajo, recreación y familia tienen el mismo orden en la escala de prioridades. El vino ganará en consideración como bebida protagonista de los actos sociales, de agasajo y ocio. El enoturismo será una tendencia al alza.

Una sociedad con hábitos solitarios que precisará socializarse

Debido a los grandes cambios sociales que nos ha traído la tecnología, se puede decir que la tertulia diaria es cosa del pasado. El consumo de vino pasará de ser algo cotidiano a algo lúdico y valorado. Por tanto, para esos momentos especiales, se buscará un vino especial. Otro punto a favor de las DO.

Una sociedad a la que le atrae la cultura del vino

La nueva sociedad no beberá vino solo por sus características organolépticas o por placer gastronómico, también lo hará para participar de la cultura y los valores que simboliza. En este sentido, ningún alimento posee los atributos culturales que tiene el vino.

Una sociedad digital que toma sus decisiones de consumo en Internet

El vino tendrá que dar la batalla en el espacio digital, Internet será la mayor de las vinotecas.

Fuente: diariodegastronomia.com