Aceite de oliva y vino

Ambos productos tienen puntos en común y otros que los diferencian, y vale la pena conocerlos para aprovechar bien los beneficios que tanto el vino como el aceite de oliva ofrecen.

Controlan el colesterol

El vino contiene polifenoles, que son unas sustancias que impiden la acción del colesterol malo, protegen las arterias y facilitan los niveles altos de colesterol bueno. Al igual que el aceite en cuestión, que es rico en grasas monoinsaturadas y en ácido oleico, que también reduce el colesterol malo y aumenta el bueno, a la vez que protege y evita los riesgos de trombosis arterial y de infarto, y mejora las funciones metabólicas.

Mejoran la circulación

¿Sabías que el aceite de oliva reduce en un 66% el riesgo de sufrir afecciones circulatorias en las extremidades? Así lo avalan estudios científicos que recogen los beneficios del aceite de oliva para la circulación. Por su parte, el vino evita la formación de coágulos sanguíneos.

El aceite de oliva y el vino son claves en los beneficios para la salud que tiene la dieta mediterránea.

Fortalecen el sistema inmunológico

El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, que pueden pueden provocar enfermedades comunes y crónicas. El aceite de oliva ayuda a fortalecerlo gracias a los antioxidantes y otros nutrientes esenciales que contiene este producto. Por su parte, el vino evita la formación de coágulos sanguíneos y también tiene efecto antioxidante debido al resveratrol (presente en la piel de la uva).

Ayudan a perder peso

Si estas pensando en perder peso, el aceite de oliva virgen extra podría ser de gran ayuda. Sí, sí, lo que está leyendo. Y es que este producto aportar sensación de sanidad y contiene grasas saludables que podrían estimular la pérdida de peso. Pero, ojo, esto no significa que haya que tomar aceite en grandes cantidades. No. En este caso se recomienda un consumo moderado.

Por otro lado, de acuerdo con un nuevo estudio realizado por la Escuela de Medicina de Harvard, beber vino antes de acostarse tiene el potencial de ayudarlo a perder peso.

Protegen el cerebro

Un estudio elaborado por la Universidad de Temple, en Filadelfia, Estados Unidos, señala que el aceite de oliva protege contra el deterioro cognitivo.El consumo de aceite de oliva virgen extra protege la memoria y la capacidad de aprendizaje gracias a las grasas saludables monoinsaturadas. Así, el aceite de oliva podría retrasar o impedir el deterioro mental, el cual está vinculado a enfermedades mentales como el alzhéimer.

Por otra parte, El grupo de investigación de Neuroquímica de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha demostrado que el resveratrol, una molécula presente en algunos alimentos como el vino tinto, podría tener un efecto neuroprotector frente a enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Fuente original: https://teleoliva.com/10-sorprendentes-beneficios-del-aceite-de-oliva/

Foto de https://www.instagram.com/bertolli_us/

Síguenos en nuestras redes sociales