4 maridajes perfectos de vino y embutidos

  • Jamones salados, como el ibérico o el serrano, acompáñalos con vinos tintos intensos en aromas y estructura. Nuestros favoritos son los Cabernet Sauvignon y Rioja. Los amantes del jerez se darán un banquete al combinarlos con estos embutidos.
  • Jamones no intensos en sal como los elaborados con carne de pollo y pavo van bien con un vino blanco Chardonnay, por su excelente equilibrio entre estructura y frescor.
  • La mortadela al ser mas grasa, va genial complementarla con un espumoso Brut. Una armonía fantástica!
  • El salchichón, normalmente condimentado con sal y pimienta da un maridaje perfecto con el Carmenere.

Foto de https://pixabay.com

Síguenos en nuestras redes sociales