4 maridajes con países finalistas de Rusia 2018

El Mundial Rusia 2018 llega a su etapa final e independientemente de quien termine por llevarse la copa, estos cuatro equipos ya son ganadores por lo que te recomendamos estas armonías con platos y vinos típicos.

Inglaterra: roast beef y cabernet sauvignon. De la mano de Gareth Southgate en la dirección técnica, el orden que impone Henderson en el mediocampo y la precisión de Harry Keane, el máximo goleador de la copa, Inglaterra ha acabado con 28 años alejada de las instancias finales de la copa. El roast beef en su jugo, con su punto de cocción rojo, va excelentemente acompañado por un cabernet sauvignon chileno en el que la fruta negra recubra los sabores de la carne.

Bélgica: Moules frites y cava. Los mundialmente famosos mejillones belgas, fritos, son unas de las delicias del mar y pocas combinaciones son más exquisitas que esta preparación untuosa y algo crujiente que burbujas blancas como las del cava que acompañan con mineralidad y limpian el paladar. Elegante y limpio como las combinaciones de De Bruyne y Hazard.

Francia: quesos y Bordeaux blend. Pudiera ser cualquiera de los platos típicos franceses pero muchas veces, al ver a la versión de 2018 de Les Bleus construir goles desde lo más simple, un robo de balón de Kanté, una corrida de Mbappé y la precisión de un zaguero que llega cabecear también recuerda los placeres simples de la gastronomía francesa. Un plato de quesos de maduración media y alguno cremoso con un tinto que combine merlot y cabernet sauvignon de Burdeos materializa esa experiencia en el paladar.

Croacia: Brodet y rosé d’Anjou. Una elegancia de bajo perfil como la de Luka Modric ha hecho de Croacia un finalista de cierta forma inesperado y el Brodet, uno de los tanto platos de pescados, rescata ese espíritu de exquisitez sin deslumbramiento. Por eso, por sabor y consistencia, nada como un buen rosé para acompañar delicadamente estas sensaciones.

 

Artículo de Jesús Nieves Montero

Foto de @vinosmontes