3 futbolistas y sus vinos

El Mundial Rusia 2018 se acerca a su segunda etapa y aquí te presentamos cómo algunos de sus protagonistas son un vivo ejemplo de sus países de origen.

Picante con la combinación syrah- garnacha: Kylian Mbappé. Con su gol frente a Perú y sus pinceladas en los tres partidos de la selección francesa, Mbappé de apenas 19 años recuerda las virtudes del Partager tinto: ese carácter cálido y especiado de las variedades de Languedoc-Roussillon. Sin duda los franceses esperan disfrutar de un largo final.

Efervescente como el cava: Isco. No ha tenido demasiado para celebrar la selección española desde el escándalo que terminó con la destitución de su técnico Julen Lopetegui pero lo que si sabemos es que Isco sigue demostrando lo que ya reveló en el Real Madrid, frescura y explosión que recuerdan las burbujas de un cava como Vilarnau. EL nuevo técnico Fernando Hierro y los seguidores de la furia española esperan que Isco les permita descorchar como en 2010.

Maduro y con carácter como el porto tawny: Ricardo Quaresma. Se dice que no es lo mismo madurar que envejecer y con Quaresma se nota perfectamente. Con 34 años ha aprovechado las oportunidades que ha tenido y ha sido clave en la clasificación de Portugal. Mientras Ronal se lleva toda la atención, Quaresma, como un buen tawny, espera cálido y complejo para deslumbrar a quien quiera disfrutar de su fútbol.

 

Artículo de Jesús Nieves Montero